Comparte esto:

Si estás considerando ver a un psicólogo o psicóloga y el miedo a la pandemia por COVID-19 te impide llevar a cabo tu cita, es probable que consideres opciones sobre la terapia en línea. Aquí repasaremos algunos datos que podrán servirte para realizar una decisión cómoda y segura para ti.

Muchas personas tienen sus dudas sobre la terapia en línea, pero la mayor parte no ha tomado terapia en su vida o lleva más de 5 años sin tener una sesión terapéutica. De un análisis de 1240 personas que se han acercado a DERIVA en busca de una ayuda psicológica, hemos encontrado que el 67% llevan más de 5 años sin tener una terapia. Más del 50% llevaban más de 10 años sin acercarse a la psicología. De las personas que habían tomado terapia, el 72% lo habían hecho por menos de 3 meses y casi el 90% no terminó su tratamiento. En la mayoría de las ocasiones se “dieron de alta” por decisión personal.

Estas cifras nos demuestran que gran parte de las personas que inician un tratamiento psicológico no saben qué esperar del tratamiento mismo. El profesional hace su labor, pero la persona no sabe a lo que se atiene. En muchas ocasiones la persona no espera que dure tanto el tratamiento. En otras ocasiones esperan que dure mucho y el tratamiento dura poco. ¿Por qué pasa esto? Resulta que muchas escuelas teóricas modelan sus tratamientos de acuerdo a múltiples teorías que, claramente, las personas no conocen ni tiene porque saber sus métodos clínicos. Esto lleva a que una persona inicie un tratamiento sin saber bien lo que busca, espera o a lo que se compromete. Parece ser que una guía es benéfica en la mayoría de los casos, por eso creamos DERIVA.

A pesar de lo anterior, existen muchas ideas preconcebidas sobre lo que una terapia psicológica implica, requiere y trata. Gran parte de la idea que las personas se hacen es que deben de ir a un consultorio. Por lo que considerar un tratamiento en línea les hace valorar el servicio de manera negativa o no tan alta. Son cosas que uno nunca había considerado antes pero, al no saber sobre psicología, uno supone que tiene más valor una terapia presencial en un consultorio que un servicio en línea. Esto no es así. Lo mismo se repite en el costo del servicio, la gente supone que al pagar más tendrá un mejor servicio; pero este es otro mito.

La terapia psicológica en línea ha tenido muchos procesos de validación, importancia, relevancia y análisis desde la misma psicología. Gran parte de las teorías se rehusaban a posibilitar la aplicación en línea por muchos factores teóricos y prácticos. Se suponía que se perdía mucha de la comunicación humana en línea y que eso impedía que los avances fueran menores o no tan benéficos. Pero todo esto fue mera suposición. Una vez que los tratamientos en línea se iniciaron, se comprendió que se ganan muchas otras variables y el objetivo de ayuda se demuestra como efectivo y, en algunos casos, más efectivo que el clásico tratamiento presencial. No es que uno sea mejor que otro, se trata de reconocer que ambos procedimientos, el presencial y el “online”, tienen aspectos a favor y en contra. Pero todo depende del caso.

La división de casos se vuelve congruente ante la emergencia de las personas. Si un caso está sufriendo de ataques de ansiedad y es lo único que quiere tratar, entonces lo relevante es el especialista, el psicólogo o psicóloga que saben cómo tratar el caso. Si otro caso tiene afecciones médicas que le hacen creer que requiere de ayuda psicológica, lo relevante es que un médico especializado lo atienda, no un psicólogo. En otras ocasiones el caso requerirá de un tratamiento multidisciplinar, esto quiere decir que tanto un médico como un psicólogo lo deberá atender al mismo tiempo. El secreto está en encontrar al especialista adecuado, no en la forma en la que el tratamiento es llevada a cabo, ya sea de manera presencial o en línea.

Es por esto que en DERIVA nuestra especialidad es encontrar al especialista adecuado para tu situación, tus objetivos y metas a mejorar o cumplir. Que el tratamiento sea presencial o en línea pertenece al medio y la forma, no al resultado esperado, por lo que la forma de la terapia, ya sea en línea o presencial, no debe influir en el valor del tratamiento. Dado que el valor se lo da cada persona, la forma es sólo el medio en el que puedes mejorar y cambiar poco a poco. Lo esencial es sentirte a gusto con tu profesional y llevar a cabo el tratamiento de manera continua. Por esto tenemos el precio más bajo del mercado para ayudarte a encontrar a tu especialista; con un sólo pago tienes 2 sesiones iniciales, más el seguimiento continuo de tu caso y la opción de ver opciones de especialistas hasta que encuentres el adecuado para ti.

Visítanos en: deriva.com.mx

 

Comparte esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *