Comparte esto:

“Todo suceso tiene un porqué y toda adversidad nos enseña una lección. He comprendido que el fracaso, sea personal, profesional o incluso espiritual, es necesario para la expansión de la persona. Aporta un crecimiento interior y un sinfín de recompensas psíquicas. Nunca lamentes tu pasado. Acéptalo como el maestro que es.”
(Robin Sharma).

“Respecto a que cada día que pasa tenemos infinidad de opciones para ser felices o infelices, hoy quiero retomar un poco el tema pero más enfocado a las opciones que tenemos y que nos da la vida.”

“Efectivamente, todo podría reducirse a estas dos opciones: guardarnos un buen recuerdo o tomar una gran lección. Y de esto se trata el tema.”

“Siempre somos nosotros los que decidimos cómo y cuánto nos duele algo vivido, somos los que controlamos y educamos nuestras emociones y nuestros pensamientos y somos principalmente los que decidimos identificarnos o no con ellos.”

“No busquemos torturarnos con recuerdos, con culpas, con cosas como: “no debí”, “si hubiera”, o “quizás si…”. Son estériles, lo que pasó, pasó. Y lo que pasó es lo único con lo que se cuenta, no pudo haber sido diferente. Si vamos a desviarnos de nuestro presente volteando a ver hacia el pasado, hagámoslo de forma práctica, alimentando nuestro corazón de bonitos recuerdos, agradeciendo por haber vivido esa experiencia o bien aprendiendo de lo que no resultó tan bien, para fortalecernos y enfrentar la vida con mejores herramientas.”

“Todos estamos en un proceso de aprendizaje donde tendremos diferentes opciones, algunas cosas nos resultarán obvias en determinados momentos, otras nos costarán un poco más de trabajo entenderlas, y otras sencillamente tendremos que aceptarlas. Pero siempre seremos nosotros los que decidamos cómo manejar la información de nuestro pasado. Así que saquemos el mayor provecho y evitemos los motivos para torturarnos.”

(Robin Sharma)

Comparte esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *