Comparte esto:

En DERIVA hemos descubierto que gran parte de las personas que inician un tratamiento psicológico encuentran un equilibrio alrededor del 3 mes de haber iniciado su tratamiento; particularmente los cambios son en su entorno familiar, de pareja y laboral, ya después comienzan a ver cambios en su persona. De ahí que los especialistas que consideramos se adaptan a las necesidades de las personas que realizan su cita con DERIVA. Muchas personas creen que es un lujo pagar por un tratamiento psicológico, pero gran parte de los profesionales de la salud se suelen adaptar a las posibilidades de sus clientes. Es por esto que en DERIVA canalizamos con el especialista adecuado partiendo de un análisis previo, personalizado y especializado para cada persona.

Al estar con DERIVA realmente se recibe una guía y asistencia especial para cada caso y eso es lo que nos hace únicos. No siempre el especialista que le sirvió a una persona le servirá a su conocido o amigo. No es cuestión del profesional sino de las variables de cada persona. Cada uno de nosotros tenemos un set de circunstancias que nos vuelve únicos, es por esto que la ayuda debe ser única para cada quien. Pero ocurre que no sabemos a quién pedir ayuda y nos conformamos con servicios gratuitos o que no son profesionales y caemos en problemas que se generan como consecuencia de esto.

En 1938, W. Stekel mencionaba que:

“Los tiempos felices de los análisis interminables pasaron ya. Además de que la gente es ya más crítica, la situación tal y como se presenta en numerosos países no permite pagarse semejante lujo. Los analistas se verán, pues, obligados a contentarse con periodos de tiempo más reducidos. ¿Serán realmente capaces? (1967, p. 12)

Esta antigua cita nos hace ver que las personas deben tener la capacidad de decidir sobre aspectos relativos a los tratamientos psicológicos que necesitan. Es cierto que no podemos saberlo todo, mucho menos podemos esperar que las personas conozcan de un mundo que no trata de su profesión. Pero en el ámbito psicológico, se pueden explicar ciertos principios básicos para que las personas que buscan ayuda puedan elegir el tratamiento que más les convenga y prefieran.

En DERIVA nos esforzamos por dar el mejor servicio a las personas que requieren de especialistas específicos a las situaciones por las que pasan. No sólo damos atención sino que resolvemos preguntas e informamos sobre lo que las personas se encuentran experimentando, con el objetivo de generar un plan de acción a cada caso. La situación en salud mental no es fácil, pero generamos posibilidades de acción en torno a temas como: tiempo, economía, horarios, zonas, modalidades, etc.

El tema del tiempo es esencial. Planificar lo que una persona busca cambiar, mejorar y resolver implica que ha pensado y planificado los tiempos libres que tendrá en sus rutinas diarias. No sólo es cuestión de acordar una fecha y decir “sí”. Es cuestión de hablar y resolver tiempos, horarios y considerar los de los demás. Ya sea que vivamos solos, con familia, pareja o los tiempos del trabajo, siempre habrá rutinas de otros espacios que podrán irrumpir en nuestro tratamiento. Es por esto que en DERIVA consideramos y hablamos sobre las rutinas y tiempos de cada persona que busca atención psicológica.

Una vez que el tiempo de la persona y del especialista se complementan, el gran tema que sigue es el cobro. Gran parte de las personas considera el cobro de su especialista y su terapia como un gasto. Esta es una forma muy limitada de considerar el servicio profesional que se requiere, busca y necesita. En DERIVA hemos descubierto que cuando las personas consideran la dificultad de la ayuda que necesitan, suelen respetar más la labor del profesional en psicología con el que interactúan, lo que lleva a que no consideren el precio de cada terapia como un gasto, sino como una inversión. La inversión es tanto en dinero como en tiempo, por lo que hacer espacio para ambos factores es una cuestión de planeación y compromiso.

Los demás factores como la zona o la modalidad son también tratados en DERIVA, por psicólogos clínicos con experiencia previa. La experiencia de nuestros psicólogos derivadores les permite servir, guiar y ayudar a las personas hacia su mejor tratamiento. Esto nos vuelve un servicio único de bienestar mental, en donde la salud es un objetivo multidisciplinar para que las personas logren iniciar tratamiento con el especialista adecuado a su caso, es decir a su set de circunstancias, necesidades y requerimientos.

Si buscas iniciar un tratamiento psicológico, puedes realizar tu cita con nosotros y no pararemos el servicio hasta que logres hallar un especialista con el que te sientas en cómodo y en confianza para mejorarte y explorar todas tus fortalezas. Ya sea que necesites de ayuda psicológica, médica, psiquiátrica o de otro tipo relativo a la salud, DERIVA te ayuda.

Encuentranos en: deriva.com.mx

 

Comparte esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *