Comparte esto:

Dejemos los títulos para los profesionales y olvidémonos de las etiquetas y los prejuicios relacionados a la ayuda psicológica. En esta ocasión, cada que hablemos de un problema mental o emocional no lo asociaremos a la locura o a una situación muy grave, mucho menos a la debilidad. La mayor parte de la ayuda psicológica está hecha para prevenir y mejorar lo que no está del todo mal. Es por esto que nos enfocaremos en saber reconocer cuando ya no podemos lidiar con nuestras: conductas, emociones, acciones, pensamientos.

Todos normalizamos aquello que nos afecta y tratamos de resolverlo por nuestra cuenta. Es en esta dinámica cuando perdemos el equilibrio y nos da miedo o pena pedir ayuda, justamente porque creemos no necesitarla. Si hemos vivido tantos años así, ¿por qué necesitaríamos ayuda en este momento?

Es por esto que te compartimos 3 consejos prácticos para que te des cuenta cuando tu actitud, estado emocional y conducta ya no son benéficas para ti ni para los que te rodean. Esta serie de estados constituyen ideas, emociones, conductas y situaciones que pueden ser atendidas de manera preventiva, antes de empeorar o llevarte a decisiones y acciones que podrán afectarte.

1. Te encuentras en desequilibrio. No puedes dormir, no descansas y te la pasas la mayor parte del tiempo de malas o enojado. Explotas constantemente y casi siempre en los mismos lugares y con las mismas personas: en el trabajo, con la familia, al manejar, en fiestas, etc.
2. Se te dificulta comunicarte con las personas. Prefieres no comentar tu opinión o quedarte tus ideas sobre temas que están causando problemas a tu alrededor, ya sea por evitar más problemas o intentar resolver la situación. Esta actitud te genera intolerancia y enojo por dentro, aunque por fuera parezcas neutral y tranquilo. Con tu pareja, tu familia, amigos, compañeros de trabajo o cualquier persona, prefieres mantenerte neutro.
3. Pérdida de sentido. Te encuentras confundido y no sabes ni por dónde comenzar a aclararte la situación para sentirte más seguro. Tienes muchos ideales qué cumplir y proyectos a terminar, pero le has perdido sentido a todos ellos. Te sientes solo y te alejas cada vez más de otros círculos que parecen perfectos o ir muy bien.

En Deriva contamos con una red colaborativa de psicoterapeutas altamente capacitados. Si sufres ansiedad, estrés o depresión, acude a nosotros y un profesional te apoyará en cualquier zona de la República Mexicana.

¡Realiza tu cita!
deriva.com.mx/citas/

Logo Deriva_vertical_blanco_slogan

Comparte esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *